topmenu

Aprovéchate de los Centros Comerciales I

Aquí os dejamos la primera entrega de un estupendo post en el que nos cuentan cómo aprovechar verdaderamente la compra en los centros comerciales.
El merchandising, la publicidad, la promoción de ventas, etc consiguen que hagas lo que los centros comerciales QUIEREN que hagas, pero ¿qué pasaría si decidieras hacer lo que ellos NO QUIEREN que hagas? Ésto es una recopilación de trucos para ahorrar deprisa aprovechandote de sus tácticas.

Aprovéchate de las “ofertas cebo”: esas a precios sin competencia creadas para atraer la atención del cliente y dar la impresión de que un centro tiene los mejores precios aunque en realidad no sea así. Son esas que aparecen a todo color en los catálogos y sobre todo esas en las que suele leerse “no más de 5 unidades por cliente”, por ejemplo. Cuando un centro vende la leche de oferta a 0,60 lo recuperará después al venderte el cafe a precio estandar, supongo que me explico, pero ¿qué pasa si sólo compramos leche? Compra exclusivamente productos anunciados en el catálogo con ofertas que estaba en tu buzón, normalmente no encontrarás todo, pero haciendo algo de acopio de productos (unos 2 meses) se puede tener absolutamente de todo a precio de coste.
No compres a crédito, pero “usa” los créditos de los comercios: Numerosos centros comerciales tienen sus tarjetas de pago u ofrecen comprar ahora y pagar dentro de 6 meses o en 12 meses sin intereses, por ejemplo. Éstos créditos se basan en el cobro de intereses abusivos en el caso de impagos pero si aseguramos el pago por ejemplo dejando el dinero “quieto” en el banco, en una cuenta remunerada, pueden ser muy beneficiosos a los pocos meses, porque terminas ganando tú los intereses que no te cobran.

No pagues por “extensiones de garantía” o similares: sobre todo en lo referente a productos electrónicos se atemoriza al consumidor incitandole a contratar un seguro extra o una extensión mayor de garantía. ¡Jamás lo hagas! Este tipo de coberturas extra también están muy estudiadas para ser muy rentables solo para el centro comercial, y practicamente nunca llegan a servir para nada.

 
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario