topmenu

Calefacción sí, pero… ¿Estás seguro de que tus radiadores no están malgastando el calor?

Ahora que entramos en el duro invierno y las temperaturas se espera bajen mucho más, la calefacción es un bien imprescindible en muchas partes de España, pero también un gasto importante. Así que, en pro de que no tires tu dinero, te dejamos este interesante artículo sobre cómo no desperdiciar el consumo.

Lo primero que debemos hacer es revisar el estado de los radiadores. Para que funcionen bien no deben tener aire en su interior, ya que se perdería mucha energía y no calentarán como deberían. Para solucionar este problema, lo que hay que hacer es purgarlos. Para hacer la purga lo que haremos es sacarles todo el aire que tengan dentro. Todos los radiadores tienen, en uno de los laterales un pequeño conducto por el que saldrá el aire, cuando comience a salir agua es que ya está hecha la operación.

Tampoco debemos olvidar que el mantenimiento de la caldera es fundamental para su buen funcionamiento, una caldera que no esté perfecta puede gastar hasta un 15% más de gas o gasóleo.

Una temperatura de 20 grados es suficiente para mantener la temperatura de una casa, en los dormitorios se puede rebajar entre tres y cinco grados. Por la noche es bueno apagar la calefacción ya que dormiremos mejor. No vuelva a encender la calefacción has haber ventilado la casa por la mañana, y recuerde que con diez minutos es suficiente para que una habitación se ventile.

En caso de que decida tener la casa a más temperatura, debe saber que no es bueno para la salud tener temperaturas superiores a 22 grados y que el consumo sube de un 5% a un 7% por grado que subamos. En caso de no estar en la vivienda, durante algunas horas, es recomendable bajar la temperatura de la vivienda a 15 grados, también es importante recordar que no se puede poner nada encima y cuando estén apagados deberemos bajar persianas y poner cortinas para que la temperatura de la casa se mantenga lo más posible.


Para que la temperatura de las habitaciones se mantenga, lo más recomendable es tenerlas cerradas, de tal manera que no se perderá el calor por un pasillo, aunque este sea pequeño, por ahí se perderá mucho calor. En caso de que haya alguna habitación que no use, recuerde cerrar los radiadores, ahorrará energía y dinero. Para no perder energía, deberemos tener un buen aislamiento, así que es recomendable tener ventanas con doble cristal, así como tapar las rendijas por donde pueda escaparse el calor.



Artículo vía: Cómo ahorrar dinero
 
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario