topmenu

Archivo | Clave

El poder del interés compuesto

Existe una herramienta para el ahorro que el mismo Einstein hablaba de ella como “la mayor fuerza que mueve el Universo”. Ésta no es otra que la fuerza del Interés Compuesto.

Aunque suena a cosa de brokers o agentes financieros, no lo es ni mucho menos. El asunto es muy sencillo: tus ahorros te permiten obtener unos intereses que se suman a la cantidad inicial…, ahora tenemos ahorros+intereses como cantidad “inicial”, como ésta es más alta, el siguiente año ganarás más intereses aún que se volverán a sumar a tu importe inicial… Y así tenemos una rueda que se agranda poco a poco. ¡Y eso sin hacer nada más que depositar tu dinero!

Horacio ha descubierto este poder del interés compuesto y se ha puesto manos a la obra. ¡Increíble ver cómo crece tu dinero sin mover un dedo!



Capítulo 3

El poder del interés compuesto



 
0

Cómo calcular tu Libertad Financiera

El primer paso para construir tu libertad financiera es conocer el punto de partida, cuánta libertad financiera tienes hoy, en este preciso momento.

Paso 1: Calcula cuánto dinero tendrías disponible si hoy dejaras tu trabajo

Suma:

  • Dinero en tu cuenta bancaria, depósitos y formas de ahorro convertibles en dinero efectivo en menos de una semana. No incluyas ganancias de vender tu casa o tu coche porque no son inmediatas, y además reducen tu nivel de vida.
  • Paro total que cobrarías (la cantidad de subsidio multiplicado por todos los meses que te corresponderían) si te despidieran.

Paso 2: Calcula tus gastos mensuales

Incluye los gastos fijos (alquiler o hipoteca, créditos, letra del coche, seguros, gastos fijos del hogar, colegio si tienes hijos…) y los gastos variables (comida, ropa, gastos variables del hogar, gasolina, ocio…).

Si durante los últimos meses no has ahorrado nada al final de mes, eso quiere decir que tu gasto mensual es igual a tu salario mensual. No te sorprenda, es algo muy normal.

Paso 3: Calcula ahora cuál es tu libertad financiera real

La suma de todo el dinero disponible si te quedaras sin trabajo dividida por los gastos que tienes en un mes.

Libertad Financiera = Suma de dinero disponible / Gasto mensual

Para que no haya dudas, te pongo un ejemplo: supongamos que el dinero disponible si hoy dejas tu trabajo es 10.000 euros, y tu gasto mensual es de 1.000 euros, entonces tu libertad financiera son 10 meses.

Libertad Financiera = 10.000 / 1.000 = 10 meses

 
1

Ahorrar no funciona, el secreto es PREAHORRAR.

Es indudable que ahorrar nos cuesta mucho, de hecho es nuestra diminuta capacidad de ahorro la que no nos deja tener una buena calidad de vida. Y es que en la naturaleza de los hombres está impresa la necesidad de la satisfacción inmediata.

Por ello, te proponemos que ataques éste punto débil que todos tenemos con una nueva técnica: ¡No ahorres, preahorra!

Horacio ya ha comenzado a hacerlo y, aunque al principio le ha costado un poco, a los pocos meses ya ni se entera. Sin embargo ahora, su dinero está bien guardado para cualquier eventualidad que se le presente.





Capítulo 2:

El secreto es PREAHORRAR.
 
0

Tres ventajas de tener mucha libertad financiera

Tener mucha libertad financiera tiene tres grandes ventajas:
Te permite realizarte: como tienes una red de seguridad grande, no tienes miedo de tomar riesgos y de lanzarte al mundo para hacer realidad tus sueños profesionales o personales.
    Obtener el éxito profesional: cuanto más eres tú mismo en el trabajo, más éxito alcanzas. El miedo al fracaso o a perder tu trabajo inhiben tu creatividad en el trabajo y te impiden sacar todo lo mejor de ti. Cuando eres libre financieramente desaparece completamente el miedo a que te despidan o al qué dirá de ti tu jefe, y te concentras solo en dar lo mejor de ti. Curiosamente en el momento que dejas de preocuparte de si pueden despedirte, empiezan a llegar los ascensos. Olvidas el miedo.

Vivir de una manera feliz y tranquilo: como dice Eduardo Punset, el principal obstáculo para ser feliz es el miedo. Cuando vives con una red de seguridad debajo no tienes miedo a caerte o a equivocarte. Vives tranquilo y feliz. Puedes trabajar en un puesto que a otras personas les causa un estrés enorme pero que sin embargo a ti te parece una oportunidad de aprender y crecer. En definitiva: cambia totalmente tu perspectiva de la vida, y empiezas a vivirla de verdad.


Yo he vivido esa transformación en mi propia vida. De vivir con estrés y con miedo a equivocarme y fracasar en el trabajo, a estar completamente relajado e ir cada mañana a trabajar con una sonrisa en la cara. ¡Así da gusto vivir!

Luis Pita

Autor de Ten peor coche que tu vecino
 
1