topmenu

Comparar precios, marcas blancas, pagar en efectivo… Pasos esenciales para mejorar al gestión de tu dinero.

¿Ese sueldo no llega a final de mes? Te ocurre lo mismo que a un número enorme de personas en el mundo. No podemos sacar una varita mágica y hacer que suba tu salario, pero sí podemos decirte algunas cosas para que puedas estirarlo un poquito más…
Cómo estirar tu salario.
Las asociaciones de consumidores UCE y CEACCU han aconsejado a los ciudadanos sobre las medidas que han de tomar a la hora de enfrentarse a la crisis en los hogares.

  • Aprovechar las ofertas, comparar precios. Pero ojo, a veces los populares ‘3×2′ no son tal ganga ya que, en ocasiones, el precio por unidad es más elevado.
  • Optar por las marcas blancas que son hasta un 30% más baratas que las enseñas más conocidas. De hecho, su avance es cada vez más fuerte. Según datos del sector, las marcas del establecimiento alcanzan ya el 29% del mercado, 5,5 puntos más que hace un lustro.
  • Comprar los productos de temporada , que son siempre más baratos.
  • Adquirir los alimentos frescos en pequeños comercios o mercados regionales mejor que en las grandes superficies y supermercados.
  • Llevar siempre la lista previa de la compra y no salirse de ella (puedes ahorrar entre un 20 y un 30%). Algo que suele resultar difícil ya que los expertos en marketing y publicidad de las compañías colocan ciertos artículos en lugares estratégicos para llamar la atención del consumidor. Un ejemplo, siempre hay chucherías en las cajas de cobro. Un goloso reclamo para los más pequeños.
  • Mejor pagar en efectivo que con tarjeta para ser más conscientes de lo que se gasta.
  • Poner la lavadora y el lavavajillas cuando estén completamente llenospermitirá ahorrar un 30% de la factura.
  • Tener controlado el termostato de la calefacción para no gastar energía innecesaria.
  • Usar electrodomésticos de clase A, que son aparatos más caros, pero a la larga abaratan la factura, consumen un 55% menos. A lo largo de su vida útil, pueden ahorrarnos 600 euros. Por el contrario, los de tipo G son los más derrochadores.
 
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario