topmenu

Cuando pagas a plazos, pagas el doble

Es difícil pagar las cosas a “tocateja”, de hecho cada vez es más difícil puesto que nos estamos acostumbrando a utilizar más las tarjetas de crédito que el dinero contante y sonante, y los cómodos plazos nos permiten adquirir todo aquello que necesitemos o queramos con la mayor prontitud. 

La ventaja es evidente: aunque no tengas dinero real puedes comprar lo que quieras; la desventaja está clara igualmente: cuando pagas a plazos pagas el precio del objeto mas unos cuantos intereses… ¿Y eso a ti, de verdad te interesa? Horacio ha reflexionado sobre todo esto…



Capítulo 6

Cuando pagas a plazos, pagas el doble
 
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario