topmenu

El Cayenne ya no cabe en tu garaje. Amigo, es hora de buscar nuevas opciones

Guillermo Moreno Cuevas

Si te sobra el dinero, ve al concesionario de la marca de coche que más te guste, fíjate muy bien en los extras, elígelos todos y cómprate el que te de la gana y no sigas leyendo. Ayudarás a una industria afectadísima por la crisis y serás “él mas cool”. Sin embargo, si te importa, te cuesta ganar el dinero y quieres comprarte un coche, te recomiendo esta lectura.

¿Pero puede un coche cubrir mis necesidades sin necesidad de arruinarme? Te demuestro que .

El incremento en la venta de los coches de segunda mano es evidente. La crisis ha acelerado y multiplicado el número de ventas de estos coches usados, pero no es sólo este el factor determinante. Se acabaron los Leasing, Renting y demás formulas de “coche de empresa”, cada vez son menos las empresas que pueden permitirse el remunerar en especies a sus empleados, por lo que muchos de los potenciales usuarios de estos flamantes modelos de coche se han pasado a valorar otras opciones.

Este año casi el 75% por ciento de los coches que se venden son de segunda mano. ¿Pero esto es bueno o malo?, es malo para la industria, miles de concesionarios están condenados a desaparecer o reconvertirse en compraventas multimarca y bueno para los usuarios que conducen el coche que quieren y necesitan sin endeudarse en exceso ni gastar más de lo imprescindible.

Por lo tanto, si estás pensando en comprar un coche de segunda mano y no cometer errores, te doy unos consejos fundamentales para no equivocarte.

1. No compres coches que veas en la calle, suelen ser de compra-ventas” trapicheros”. ¡Ojo con estos vehículos!

2. Mejor de particular a particular. Comprar un coche a un particular que necesita dinero, se cambia de país por motivos laborales etc, es una de las mejores opciones.

3. Ahora más que nunca, fíjate que el coche no esté embargado.

4. Cuidado con los coches con matricula extranjera (además de las estafas tipo fishing de internet), pueden darte problemas a la hora de adaptar el coche a las normativas especificas del país y los km suelen estar manipulados.

5. Nunca comprar un coche con más de 5 años ni con más de 70.000 Km. La mejor manera de obtener una buena relación calidad precio es comprar un coche que tenga entre 1 y 5 años y que tenga menos de 70.000km.

6. Si es de segunda mano, mejor de gama media o alta. Si tienes hasta 9.000€ y quieres un coche pequeño, mejor cómpratelo nuevo, sale mejor y se devalúan menos. Si por el contrario quieres un coche medio o alto, bucea por internet y encontrarás verdaderas oportunidades.

7. El dinero entrégalo en el momento en el que te den las llaves.

8. La mitad del valor (entre el 35% y el 50% dependiendo modelos) se pierde en los 3 primeros años. Tenlo en cuenta para valorar las opciones de compra.

9. Ten cuidado con los Km y con el libro de mantenimiento. Sin obsesionarse, es recomendable mirar el desgaste de la palanca de cambios, del lateral del asiento del conductor y del desgaste de los pedales. Son elementos que no se suelen cambiar, y que nos dirán rápido si se trata de un engaño o si realmente tiene los km que indica. Hasta los 100.000Km estos elementos no suelen tener un desgaste acusado.

10. Los trámites, mejor en una gestoría. Por muy poco dinero podemos evitar disgustos.

11. Busca modelos con poca demanda, encontrarás mejores precios a iguales características, evita el GOLF, el MINI, AUDI A3 o el Serie 3 de BMW.

12. Los extras en el coche no se valoran en la segunda mano, pero si pueden ayudarte a decidirte por uno o por otro y a negociar con el vendedor.

13. La póliza del coche, si éste tiene más de 3 años no compensa a todo riesgo, siempre a terceros o con franquicia.

14. Por último y como se suele decir no por ello menos importante, no compres el coche “nunca” a un amigo, si sale mal puedes perder la amistad.

Ahora bien, cada caso particular es un mundo, las necesidades de una persona y otra varían radicalmente. No son las mismas necesidades las de un autónomo, que las de un comercial, que las de una familia o que las de un universitario. Cada uno necesita un modelo que se adapte a sus necesidades, pero si te decides por un coche de segunda mano, mira bien qué te quieres y puedes gastar. No te compres un coche que no puedas pagar, mantener y sobre todo disfrutar. Recuerda los coches están para estar al servicio del propietario y no al contrario. No hagas caso a los que dicen “y si te sale malo”, todos usando el sentido común, sabemos que riesgo queremos asumir y a que coste. Por 10.000€, puedes comprar un coche que perfectamente se adecue a lo que busques y que te salga bien para 3/4 años por lo que te sale el coche a unos 2500€ al año. Cuando el coche quieras venderlo podrás recuperar unos 1500€ de valor residual, te servirán para atenuar el coste anual del uso de tu coche.

El cambio de época económica se confirma con esta tendencia de compra de coches de segunda mano. Si señores, para muchos se acabó la época dorada del coche diez, (es decir el que la gente compraba a diez años). El Cayenne, Tuareg, el X5 y el Q7 aparecían como setas. Durante estos años, no había “nuevo rico” de urbanización del extrarradio que en España no quisiera uno. No con muchas dificultades en esta época pasada, poco a poco y mes a mes, maniobrando mucho el coche y sus finanzas lograban aparcaba el coche en su garaje. Si, lo había conseguido, estacionaba su Flamante Todoterreno, entre la “maldita” columna, el z4 del vecino, las bicicletas de los niños, los palos de golf sin estrenar y sus aspiraciones más “Maslowniananas”.

El reajuste económico social se refleja también en este cambio de tendencia del consumidor a la hora de comprar coche.

Guillermo Moreno Cuevas

Analista de tendencias de mercado

Image: FreeDigitalPhotos.net

 
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario