topmenu

El poder del interés compuesto

Einstein decía que la fuerza más importante del mundo era el poder del interés compuesto



¿Por qué ocurre esto? Porque con él, aunque ahorres muy poco dinero, podrás multiplicar tus ingresos sin romperte la cabeza. ¡Y no es cosa de grandes expertos!

Échale un vistazo a este vídeo y verás cómo tus ahorros pueden crecer gracias al interés compuesto.
Capítulo 3: El poder del interés compuesto
 
0

Reducir la factura de la electricidad, una prioridad en todas las casas.

La factura de la luz, sube, sube, y sube… Sobre todo en estas fechas en las que hay menos luz natural, amén del que tenga una calefacción eléctrica. Por ello, te damos unos pequeños consejos para que esa factura que tanto miedo te da sea un poco más reducida:

1. La electricidad es más barata por la noche. Pon lavadoras y lavavajillas después de las 22 horas.

2. Utiliza colores claros en las paredes y techos: aprovecharás mejor la iluminación natural y podrás reducir el alumbrado artificial.


3. Regula la iluminación a tus necesidades y da preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar conseguirás ambientes más confortables.


4. No dejes luces encendidas en habitaciones que no estés utilizando, reduce al mínimo la iluminación ornamental en exteriores: jardines, hoy en día se consiguen lamparas solares muy económicas ideales para el exterior etc. y coloca puntos de luz de manera que iluminen otras habitaciones colindantes, como vestíbulos y pasillos.


5. Mantén limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad sin aumentar la potencia.


6. Sustituye las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. Para un mismo nivel de iluminación, ahorran hasta un 80% de energía y duran 8 veces más. Cambia, con prioridad, las que más tiempo están encendidas.


7. En ubicaciones con encendidos y apagados frecuentes es recomendable poner lámparas del tipo electrónico, en vez de las de bajo consumo convencionales, ya que éstas ven reducida de manera importante su vida útil con el número de encendidos.


8. Usa tubos fluorescentes donde necesites más luz y esté encendida muchas horas; por ejemplo, en la cocina.

Vía: ecocosas

 
0

Disfruta de las cenas navideñas sin destrozar tu cartera.

Se acercan unas fechas magníficas para disfrutarlas en familia y con los amigos, pero ¡cuidado! El espíritu de la Navidad es DISFRUTAR y COMPARTIR, no GASTAR. No debemos perder esta visión. Pero qué duda cabe que parte de ese disfrute es regalar cosas bonitas a los que más queremos… Como esto no se puede obviar, hemos encontrado una magnífica lista de consejos que te ayudarán a comprar sin derrochar:

No hay fórmula mágica, pero sí una serie de consejos o indicaciones que te pueden ayudar ahorrar dinero:
1. Elabora una lista. Programa los menús teniendo en cuenta el número de comensales y sus gustos, y calcula un presupuesto. No compres de más. Ten en cuenta que, por ejemplo, la comida de Año Nuevo -si se ha trasnochado mucho- no es tan copiosa. Una idea: una crema de marisco -elaborada con antelación y congelada-, unos canapés, ensaladas de cuarta gama (listas para consumir) y un sorbete de cava con helado de limón te pueden sacar del apuro.

2. Haz espacio en el congelador. A primeros de diciembre habrá que ir descongelando (y consumiendo) los alimentos allí conservados para dar entrada a los que vamos a cocinar en las fiestas. Ya se sabe que según se aproximan esas fechas los precios suben. Mejor comprar todo lo que puedas con adelanto.
3. ¿Qué puedes congelar? Verduras, carnes y pescados (también algunos caldos y salsas) responden a esta pregunta. Compra barato y congela.
4. Comprar con cabeza… y también online. Para no salirte del presupuesto conviene tener en cuenta que muchos productos (sobre todo bebidas: cavas, vinos,licores…) se pueden adquirir a través de Internet a un precio más bajo. Y si no quieres comprar online, la Red sí te servirá para darte pistas y establecer comparaciones de precios en distintos establecimientos.
5. Pon las manos en la masa. Para aligerar gastos puedes preparar en casa algunos de los dulces navideños: mantecados, turrón, brazos de gitano… En el mercado cuestan mucho y además son menos saludables.
6. Forma un equipo. Con ayuda todo sale mejor. Si tienes hijos (y/o pareja), implícalos en las tareas; que te echen una mano en la compra, en la preparación de canapés, aperitivos y bandejas de dulces y también en la decoración de la mesa.

 
0

Calefacción sí, pero… ¿Estás seguro de que tus radiadores no están malgastando el calor?

Ahora que entramos en el duro invierno y las temperaturas se espera bajen mucho más, la calefacción es un bien imprescindible en muchas partes de España, pero también un gasto importante. Así que, en pro de que no tires tu dinero, te dejamos este interesante artículo sobre cómo no desperdiciar el consumo.

Lo primero que debemos hacer es revisar el estado de los radiadores. Para que funcionen bien no deben tener aire en su interior, ya que se perdería mucha energía y no calentarán como deberían. Para solucionar este problema, lo que hay que hacer es purgarlos. Para hacer la purga lo que haremos es sacarles todo el aire que tengan dentro. Todos los radiadores tienen, en uno de los laterales un pequeño conducto por el que saldrá el aire, cuando comience a salir agua es que ya está hecha la operación.

Tampoco debemos olvidar que el mantenimiento de la caldera es fundamental para su buen funcionamiento, una caldera que no esté perfecta puede gastar hasta un 15% más de gas o gasóleo.

Una temperatura de 20 grados es suficiente para mantener la temperatura de una casa, en los dormitorios se puede rebajar entre tres y cinco grados. Por la noche es bueno apagar la calefacción ya que dormiremos mejor. No vuelva a encender la calefacción has haber ventilado la casa por la mañana, y recuerde que con diez minutos es suficiente para que una habitación se ventile.

En caso de que decida tener la casa a más temperatura, debe saber que no es bueno para la salud tener temperaturas superiores a 22 grados y que el consumo sube de un 5% a un 7% por grado que subamos. En caso de no estar en la vivienda, durante algunas horas, es recomendable bajar la temperatura de la vivienda a 15 grados, también es importante recordar que no se puede poner nada encima y cuando estén apagados deberemos bajar persianas y poner cortinas para que la temperatura de la casa se mantenga lo más posible.


Para que la temperatura de las habitaciones se mantenga, lo más recomendable es tenerlas cerradas, de tal manera que no se perderá el calor por un pasillo, aunque este sea pequeño, por ahí se perderá mucho calor. En caso de que haya alguna habitación que no use, recuerde cerrar los radiadores, ahorrará energía y dinero. Para no perder energía, deberemos tener un buen aislamiento, así que es recomendable tener ventanas con doble cristal, así como tapar las rendijas por donde pueda escaparse el calor.



Artículo vía: Cómo ahorrar dinero
 
0

Elige tu coche y… ¡paga 5.500 euros menos que tu vecino!

¿Quieres saber como ahorrarte 5.500 € como mínimo en la compra de tu nuevo coche? Pues atiende a este sencillo cálculo de Ahorrar más y mejor:

Basta hacer las cosas con sentido común. Sorprendentemente la mayoría de las personas que se compran un coche lo hacen pidiendo un préstamo. No tienen dinero para comprarselo pero, aún así, lo hacen.

Juan y Marta tienen un coche (utilitario) con 7 años de antigüedad. Aunque el coche funciona bien y no les da ningún problema, tiene ya 150.000 Km, es pequeño y sienten la necesidad  (han tenido un niño) de cambiar a uno de gama media. Hasta aquí todo correcto, los coches hay que cambiarlos cada cierto tiempo y, además, tampoco van a derrochar mucho dinero porque han optado por un coche tipo Seat León o Ford Focus (15.000 € aproximadamente).


El problema es que sólo tienen ahorrado 3.000 €  y es dinero que quieren reservar para emergencias que les puedan surgir a corto plazo. Por lo tanto, deciden pedir un préstamo de 14.500 € para comprarse el coche.


A Marta se le da muy bien negociar con los bancos y ha conseguido un préstamo de 14.500 € para financiar la compra del coche. Como estamos en crisis y los préstamos se dan con cuenta gotas, el tipo de interés aplicado es del 8,50% anual y lo tienen que devolver en 6 años, eso sí no tiene ningún tipo de comisión de apertura ni de cancelación.

La letra que les sale a pagar es de 257,79 € al mes, por lo que aunque estarán un poco ahogados, deciden quitarse ciertos gasto para poder comprarse el coche. Dentro de 6 años, el resultado será el siguiente:



Conclusión el coche les habrá costado 18.560 €: 4.060 € mas caro.


Como hemos comentado los coches hay que renovarlos cada cierto tiempo. Pero vamos a suponer que Juan y Marta saben esto y 6 años antes deciden ir ahorrando 90 € cada uno todos los meses para comprarse ese coche dentro de 6 años. Para no complicarse la vida, ahorran esos 180 € en una cuenta corriente de alta remuneración. Aunque ahora mismo los tipos de interés están bajos, calculan que el tipo de interés medio anual será de 3,50% anual de media durante esos 6 años.

Dentro de 6 años el resultado será el siguiente:



De está forma, han ido ahorrando poco a poco para comprarse un nuevo coche. Al final, el ahorrar 180 € todos los meses les permite (con una rentabilidad media 3,5% anual) comprarse el coche que estaban deseando y lo que es mejor:
  1. Ganan casi 1.440 € de intereses durante esos 6 años.
  2. No pagan 4.063 € al banco ya que no tienen que pedir ningún préstamo.
  3. En vez de tener que ahorrar más de 250 € todos los meses devolviendo el préstamo, sólo tienen que ahorrar 180 € todos los meses, por lo que el esfuerzo es menor.
    AHORRAN MÁS DE 5.500 € CON MENOS ESFUERZO


    ¿No crees que merece la pena planificarse…?


    Artículo vía: Ahorrar más y mejor
     
    0