topmenu

Mindfulness y libertad financiera

La sociedad de hoy en día está frenéticamente acelerada. Y en todos los aspectos, los niños al colegio, la llamada mientras llegas al trabajo, el informe de las 9, la reunión de las 10, la de las 11, la de las 12… Parece que esprintamos desde el lunes a primera hora hasta el viernes por la tarde en una carrera en donde el oponente es cualquier persona en nuestras vidas. Cada vez tenemos menos tiempo para poder apreciar las cosas que verdaderamente importan. Y es que ni en fin de semana podemos relajarnos.

El consumismo aflora nuestros sentidos en cada esquina. No se pasea, se va al club de campo más caro de la cuidad. No se habla con la pareja, se va a las boutiques más caras. No se vive, se consume…

Esto hace que cada vez tengamos menos control de nuestras vidas ya que, o se está trabajando como esclavos, o se está gastando el dinero que ganamos mediante esa esclavitud llamada “trabajo”. “Gastar por gastar” es el lema que impera en nuestra sociedad y esto nos hace ser cada vez más miserables. Cuanto más gastamos, más dependientes somos de tener que volver al día siguiente a trabajar ya que no tenemos libertad financiera. Esto de la libertad financiera es básicamente lo que puedes estar viviendo al mismo nivel de vida que tienes ahora si dejases hoy mismo tu trabajo. La gente no entiende que es el más rico el que menos necesita si no que está obsesionada en entender lo contrario: el mejor coche, ni siquiera el mejor, el más caro. Las mejores prendas, los mejores restaurantes, etc.

Otro factor de vital importancia que la gente está empezando a asimilar, es el Mindfulness. Esta técnica ancestral consiste en la conciencia plena del presente mediante la meditación.  Como ya hemos hablado anteriormente, hacemos las cosas lo más rápido posible y sin pensar. Es más, cuando tenemos la oportunidad de pensar, lo evitamos poniendo la tele con el programa que más se parezca a un gallinero. Cada vez más son las personas que recurren al Mindfulness para hacerle frente al estrés diario generado por la crisis.

El Mindfulness consiste en breves meditaciones prestando atención a nuestra respiración. Al cabo del tiempo y si lo haces correctamente podrás hacer estas meditaciones en tu lugar de trabajo, mientras tus hijos de piden a gritos la merienda o en el lugar que te sea precios. Una de las empresas pioneras en este técnica aplicada al trabajo es Fidelia Group, incluso puedes disfrutar de un curso sobre Mindfulness gratuito.

Recuerda que la vida, tal y como se nos plantea hoy, es muy estresante, por eso has de tener varias cosas en cuenta, como la meditación, capaz de liberarte del estrés o la libertad financiera, tan útil a la hora de irte a dormir.

 
0

Si no quiero tener peor coche que mi vecino, quizás deba de cambiarme de casa

Guillermo Moreno Cuevas

Una alternativa para vivir por debajo de tus posibilidades es mudarte de casa o, incluso, de barrio. La estrategia empresarial de Downsizing, tan en boca de todos por la recesión, también se puede aplicar a la economía doméstica. Se trata de reajustar tu economía personal o familiar a vivir por debajo de tus posibilidades reales.

Para ello, el mudarse de una zona residencial a otra más económica, puede ser una alternativa para vivir con mayor holgura económica. Pero ten en cuenta que una decisión así no es tan fácil como parece. Como dice el refrán, “es muy fácil pasar del Panda al Porche pero del Porche al Panda no”. Un movimiento como el que planteo puede ocasionar múltiples trastornos personales, familiares y sociales como cambios de vecindario, de colegio, modificación de hábitos diversos, etc.  Cambiar de domicilio a una zona más económica afectará, queramos o no, a nuestro estatus. Las personas tratamos de cuidar nuestra posición social durante nuestras vidas, dónde estudiamos, dónde compramos, cómo vestimos, dónde salimos e incluso por dónde nos movemos. Sea cual sea el entorno donde nos movamos, el mantener un determinado nivel condiciona muchos de nuestros comportamientos de consumo. Para tomar una decisión así es muy importante el valorar el coste de oportunidad de esta decisión y, si es demasiado alto y la necesidad no nos ahoga, quizás no sea tan interesante este movimiento.

En una nueva realidad socio económico como la se nos ha planteado y en la que casi todos, queramos o no, y por primera vez en décadas vamos a menos, el vivir por debajo de tus posibilidades debe de ser una realidad en nuestras vidas.

Si estás de alquiler en una determinada zona, quizás puedas vivir más tranquilo mudándote a zonas más asequibles.

Seguro que en 7 km a la redonda, podrás encontrar casas a mejor precio. Si realizas un movimiento estratégico, podrás ahorrarte entre un 10% y un 25% en tu mensualidad de alquiler. Pero ten en cuenta que cuanto más te alejes del centro urbano, tus gastos de transporte también aumentarán, además de otros costes no económicos como el madrugar más y emplear más tiempo en desplazamientos si te alejas del trabajo o disfrutar menos de tu tiempo libre.

Para todos los que habéis comprado después del 2002, si no es una necesidad imperiosa y de extrema necesidad y si no queréis perder varios miles de €, aguantar y seguir pagando hasta que mejore la situación. Es una realidad que desde 2006 (máximos históricos del precio de la vivienda) la vivienda ha bajado entre un 30% y un 40%.

Según publican recientes estudios estadísticos, las métricas indican que en España el precio de la vivienda en 2012 se ha situado ya a niveles de 2002. Si has comprado en 2001 o antes, plantéate vender por lo que tu casa valía en el 2002 y, si te compensa, vende y vete de alquiler o cómprate una casa en una zona más económica.

Reflexiona bien antes de tomar una decisión y recuerda la ley del 33%. Ahí encontrarás útiles ideas para saber cuánto debes gastar en vivienda.

Guillermo Moreno Cuevas

Analista de tendencias de mercado

Image courtesy of Stuart Miles / FreeDigitalPhotos.net

 
0

Usa tus tarjetas sabiamente

Cada vez más, los españoles utilizamos para nuestras compras el dinero de plástico. Preferimos las tarjetas de crédito o débito al dinero físico. Por poner cifras, siete de cada diez españoles las utilizan diariamente y casi con seguridad esta cifra aumentará estas próximas Navidades. Por todo esto, es muy importante saber utilizar nuestras tarjetas correctamente para evitarnos sustos.

Aunque su uso es principalmente en los cajeros automáticos, cada vez se utilizan más en los comercios. De hecho, una familia paga, de media, unos 250 € al mes con tarjetas. A esto hay que añadirle el aumento que las ventas online están suponiendo gracias al ahorro de dinero y tiempo que nos supone, además de poder comparar precios fácilmente. En las compras por Internet, la tarjeta es la reina indiscutible.

Pero el aumento del uso de las tarjetas puede hacer que sea más complicado controlar lo que gastamos, algo muy a tener en cuenta en la situación económica actual. Por ello, te proponemos una serie de sencillos consejos para utilizar correctamente las tarjetas.

1. Utiliza tus tarjetas como una forma de pago alternativa. Facilitan los pagos, pero eso no debe hacer que compremos más. 

2. Se acerca una época de grandes gastos. Por eso, presta mayor atención a los descuentos y promociones que en algunos comercios que tu entidad bancaria puede ofrecerte por tener allí tus cuentas.

3. Ya sabemos que es difícil, pero intenta ser inmune a tanto anuncio y escaparate en estas fiestas. Gasta sólo lo que debes, especialmente si nuestra tarjeta es de crédito.

4. No te fíes, comprueba todos tus justificantes de pago pues, a veces, los bancos y las empresas de crédito pueden cometer errores. Por tanto, es recomendable que lleves un control de todas las entradas y salidas de dinero de tu cuenta corriente, así como de las compras que vayas realizando. Sé minucioso, no te cuesta nada y te ahorrará problemas.

5. Con las tarjetas, es más fácil controlar tus gastos si sólo tienes una. Evita tener muchas tarjetas.

6. Toma precauciones ante un robo de identidad o de tarjeta. Cierto es que esto debes hacerlo durante todo el año, pero como en Navidades  utilizarás tus tarjetas con más frecuencia, pon especial cuidado.

Con estos sencillos consejos las tarjetas serán una manera cómoda, segura y fácil de pagar, sin necesidad de llevar dinero físico encima pero también sin sobresaltos incómodos.

Image courtesy of Salvatore Vuono / FreeDigitalPhotos.net

 
0

Travelzoo, ahorra en viajes a través de tu smartphone

Hoy os hablamos de una de esas aplicaciones pensadas para hacernos la vida más fácil desde el punto de vista económico. Se trata de Travelzoo, aplicación ideada para ayudarnos a la hora de viajar consiguiendo, así, que economicemos un poquito más.

Travelzoo nos permite localizar las mejores ofertas de viajes, entretenimiento y ofertas locales. Y a tenor de los más de 25 millones de usuarios debe ser todo un éxito.

Esta aplicación organiza la información en pestañas, con ligeras diferencias según sea para Android o para iOS. Podrás ver el Top 20 de los mejores descuentos de los que dispongan en ese momento, Ofertas Viajes, Ofertas Locales

Aplicaciones como esta hay muchas, siempre ideadas para encontrar las mejores ofertas y hacer que estos tiempos de crisis pasen un poco mejores.

Una buena idea para descargar a nuestros smartphones.

Descárgala en App Store y Google Play.

 
0