topmenu

Reducir la factura de la electricidad, una prioridad en todas las casas.

La factura de la luz, sube, sube, y sube… Sobre todo en estas fechas en las que hay menos luz natural, amén del que tenga una calefacción eléctrica. Por ello, te damos unos pequeños consejos para que esa factura que tanto miedo te da sea un poco más reducida:

1. La electricidad es más barata por la noche. Pon lavadoras y lavavajillas después de las 22 horas.

2. Utiliza colores claros en las paredes y techos: aprovecharás mejor la iluminación natural y podrás reducir el alumbrado artificial.


3. Regula la iluminación a tus necesidades y da preferencia a la iluminación localizada: además de ahorrar conseguirás ambientes más confortables.


4. No dejes luces encendidas en habitaciones que no estés utilizando, reduce al mínimo la iluminación ornamental en exteriores: jardines, hoy en día se consiguen lamparas solares muy económicas ideales para el exterior etc. y coloca puntos de luz de manera que iluminen otras habitaciones colindantes, como vestíbulos y pasillos.


5. Mantén limpias las lámparas y las pantallas, aumentará la luminosidad sin aumentar la potencia.


6. Sustituye las bombillas incandescentes por lámparas de bajo consumo. Para un mismo nivel de iluminación, ahorran hasta un 80% de energía y duran 8 veces más. Cambia, con prioridad, las que más tiempo están encendidas.


7. En ubicaciones con encendidos y apagados frecuentes es recomendable poner lámparas del tipo electrónico, en vez de las de bajo consumo convencionales, ya que éstas ven reducida de manera importante su vida útil con el número de encendidos.


8. Usa tubos fluorescentes donde necesites más luz y esté encendida muchas horas; por ejemplo, en la cocina.

Vía: ecocosas

 
Sin comentarios todavía.

Deja un comentario