topmenu

Cómo me convertí en una gran ahorradora en 12 meses

Cork, Irlanda. 2016

Buenas a todos, amigos ahorradores. En primer lugar, quiero dar las gracias a todos los que comentasteis en el post anterior. Muchas gracias por vuestra participación y os animo a todos a que me preguntéis lo que queráis.

En el post de hoy quiero hablaros de lo que me llevó a convertirme en una gran ahorradora. Qué fue lo que hizo click en mi cabeza para tomar las riendas de mi dinero de forma consciente y enfrentarme a ese bloqueo mental que tenía sobre las finanzas en general.

Para empezar, os contaré que antes de ser una buena ahorradora, tuve problemas económicos debido a una multa que me pusieron con 18 años y que fui arrastrando durante mucho tiempo, así que cuando pude pagarla para entonces la multa ya había ascendido a una gran cantidad. Además, me tocó pagarla en el peor momento, cuando vivía en Irlanda y acababa de dejarme gran parte de mis ahorros en estudios, alojamiento, formación y todo lo que conllevaba vivir en otro país.

Entonces me di cuenta de lo manirrota que había sido toda mi vida, de lo inconsciente que había sido gastando todos mis ahorros y de lo ignorante que era por no tener un colchón que me aportara tranquilidad por si tenía que afrontar inmediatamente algún problema en el futuro.

Es verdad que muchas veces aprendemos a base de golpes y para mí esta fue otra lección más que tuve que aprender así. Además, observé a mi alrededor y las personas de mi edad lo estaban haciendo casi igual de mal que yo con su dinero.. 

Así que decidí fijarme en las dos personas que para mí siempre han sido un gran referente en la vida: mi padre y mi abuelo. Los dos son personas que lo han hecho muy bien con su dinero pero cada uno de manera diferente. Mi padre siempre ha sido una persona muy generosa con los demás y con él mismo. Nunca se priva de nada y le gusta mucho invitar a sus amigos, familia, etc.. porque le hace feliz gastar su dinero así. Para no privarse de nada y poder darse los caprichos que ha querido, siempre ha sabido muy bien cómo invertir su dinero y cómo ganar más, por lo que jamás gastó por encima de sus posibilidades y nunca se endeudó. Por otro lado, tuve la figura de mi abuelo como buen ahorrador, ya que él siempre me decía que si ganaba 10, gastara 3 y ahorrara 7. Mi abuelo trabajaba mucho y muy bien, por lo que también pudo permitirse dar una buena educación a sus hijos y una buena vida a la familia. Así mi abuelo se convirtió en el primer preahorrador que conocí, término que descubriría más adelante y que a vosotros, mis queridos lectores, os explicaré en el siguiente post.

Entonces, desde mi amada tierra irlandesa, decidí poner en orden mis finanzas fusionando las lecciones más importantes que había aprendido de mis dos maestros: ahorrar, no endeudarse y disfrutar de la vida sin llegar ahogada a fin de mes.

Para ello, el primer paso que decidí dar fue crear un colchón de ahorros que me serviría para pagar imprevistos si me volvía a ver en algún apuro. Y fue lo mejor que pude hacer, porque más adelante me vería envuelta en otros gastos que no esperaba.

Para crear un buen colchón es fundamental que primero analices y conozcas tu situación económica actual y real. Así que lo primero que hice fue analizarme y saber:

Cuánto dinero tengo: este dato era fundamental para saber desde dónde partía mi  

            situación financiera.

Cuántos ingresos tengo: tenía claro que un 10% de mi sueldo mensual tenía que ir 

            para mi colchón de ahorros y no podía tocarlos.

Gastos fijos: aquí entraba el alojamiento, comida, internet, móvil, academia y 

            transporte.

Gastos variables: este paso era un poco más complicado de calcular, ya que 

            variaba dependiendo del mes. Aquí tenía que tener en cuenta mis gastos de ocio,  

            ropa, regalos o viajes y a veces tenía que elegir o dar prioridad a lo que me apetecía 

            hacer realmente para no gastar por encima de mis posibilidades.

Deudas: saldar mi deuda era mi principal objetivo para poder estar tranquila y 

            aumentar mi ahorro mensual. Por lo que destiné una parte de mi sueldo solamente a   

            la deuda y me puse como objetivo saldarla en 3 meses.

Gastos que tendré en 6 y 12 meses: conocer mis futuros gastos fue algo que me 

            ayudó mucho para poder establecerme metas e ir cumpliéndolas poco a poco. En mi 

            caso, tenía claro que me quería ir de vacaciones en verano y que ello implicaba 

            vuelos, alojamiento, etc.. así que hice un cálculo aproximado para ahorrar ese dinero

            y no tocarlo. Además, tenía varios exámenes que implicaban unas tasas que debía

            pagar llegado el momento, así que decidí hacer lo mismo, ahorrar ese dinero

            durante varios meses hasta que me tocara pagarlo y no tener que hacer un gran    

            desembolso después.

Y así, fue cómo empecé a dar mis primeros pasitos hacia el lado bueno, dejando atrás el lado oscuro de los excesos y el despilfarro.

En el siguiente post os contaré cómo teniendo en cuenta mi situación financiera, logré ahorrar sin esfuerzo y sin privarme de nada. Ahora, podéis dejarme abajo en comentarios todas vuestras preguntas y opiniones.

¡Hasta la próxima amigos!

4

Diario de una preahorradora

Como primer post de Diario de una preahorradora, me parece correcto contaros quién soy, a qué me dedico y lo más interesante para todos los lectores, de qué hablaré en el blog.

Me llamo Leticia, nací en Madrid hace ya casi 30 años y vivo en Madrid. Desde hace unos meses comparto casa con Charly, mi novio.

En la actualidad trabajo en Preahorro desde hace cinco años, ayudando a miles de personas a que tengan una gran libertad financiera y así vivan más felices y tranquilas sin preocupaciones económicas. Me gusta mucho mi trabajo y con él me paso muchas horas al día casi sin darme cuenta.

La intención y el motivo de crear este “diario” es el poder contaros mi experiencia personal sobre cómo logré conseguir una libertad financiera más elevada que la media de la gente de mi edad. Todo ello sin un gran sueldo y sin privarme de las cosas que más me gustan en el mundo y, que por desgracia, no suelen ser muy baratas: viajar y conciertos de rock.

Además, como he comentado antes, desde hace seis meses vivo con mi novio, lo que ha hecho que se multipliquen mis gastos fijos y haya tenido que reestructurar mis finanzas personales. Pero, por si esto fuera poco, antes de estos últimos seis meses estuvimos un año reformando el piso en el que ahora vivimos. Un año de facturas, obras, desconocidos entrando y saliendo de casa, incumplimientos de contrato, muebles que nunca llegaban, muebles que llegaban a medias, dolores de cabeza… En fin, todo lo que podía salir mal, salió fatal y reparar los desperfectos nos llevó más tiempo de lo que pensábamos.

Pero el bajón que dieron los números en nuestras cuentas corrientes fue inversamente proporcional al subidón de felicidad que sentíamos al ver cómo poco a poco llegábamos a nuestra meta a base de esfuerzos, dolor, sacrificios, sudor y lágrimas. Bueno, lo mismo estoy exagerando un poco. En realidad ni fueron tantos esfuerzos ni hubo tantos sacrificios, más bien llegamos gracias a la constancia de haber seguido una serie de acciones en el pasado que nos permitieron no caer en los dichosos préstamos bancarios, es decir, deudas con el banco, es es decir, el error más típico de cualquiera en esta situación. Error que nosotros no cometimos, aunque sí cometimos otros que os contaré más adelante para que vosotros no caigáis en ellos.

También he de confesar que tenía algunas ventajas a mi favor, pues trabajar en Preahorro y formarme sobre finanzas me catapultó a crear mi propio colchón de emergencias y poder tirar de él cuando más lo he necesitado, para no endeudarme. 

Reconozco que crear un colchón no me pareció difícil, lo conseguí como por “arte de magia”. Lo más difícil fue empezar, romper el hielo, agarrar las riendas de mi propia vida y reemplazar los malos hábitos por los buenos. Fue cuestión de formación y autodisciplina. Después sólo fue coser y cantar.

Pero esto no siempre fue así. Yo antes de formarme era bastante manirrota, me metí en algún que otro problema económico y no tenía ningún tipo de control sobre mis cuentas. En definitiva, iba como un pollo sin cabeza en el mundo de las finanzas y hablar de dinero me daba alergia, me parecía incluso grosero hablar de ello en público. ¡Qué equivocada estaba!. En el siguiente post os contaré qué fue lo que me hizo click en la cabeza para cambiar completamente el rumbo y convertirme en una de las mejores ahorradoras que conozco.

2

Con motivo del Día Mundial del Agua, he participado en el programa Capital de Radio Intereconomía donde he explicado cómo funciona la factura del agua, que se divide en una parte fija, que no podemos cambiar, y otra que tiene que ver con el consumo y que sí podemos cambiar.

Al hablar de ahorro de agua hay que diferenciar entre quienes viven en un piso y quienes tienen una casa con piscina. Estos últimos son, lógicamente, quienes más pueden ahorrar. En cualquier caso, hay una serie de acciones que todo el mundo puede hacer como instalar una cisterna de doble pulsación para el inodoro, que permite gastar la mitad de agua. La segunda es poner un difusor en la ducha y también en el resto de grifos de la casa.

En este enlace puedes escuchar el audio a través de Youtube.

Además, puedes completar estos consejos con los siguientes trucos para ahorrar agua en casa

0

Como planificar tus finanzas para este año en Radio Intereconomía

Hoy he tenido la suerte de regresar al Foro de Finanzas Personales del programa de la mañana de Radio Intereconomía (Capital, con Susana Criado) para charlar con Rubén Gil sobre ahorro y planificación financiera a un año vista.

radio-intereconomiaMás allá de los clásicos consejos de planificar el año, he buscado 5 cosas que puedes hacer ahora y con las que ahorrarás durante todo 2019. Se trata de acciones ideales para este primer mes del año porque son fáciles de poner en marcha y con ellas reducirás los gastos de todo el ejercicio. Además, también te ayudarán a planificarte mejor.

Son las siguientes:

  • Pensar y contratar ahora tus vacaciones. Si vas a hacer un viaje al extranjero, puedes ahorrar contratando con más de 5 meses de antelación.
  • Revisar tus seguros. Muchas de las pólizas vencerán dentro de varios meses, pero recuerda que para cambiar de seguro normalmente necesitas avisar por lo menos con 1 mes de antelación. Lo más normal es que no te acuerdes hasta que sea demasiado tarde. Revisa precios ahora y ponte una alerta para volver a hacerlo con tiempo suficiente.
  • Aprovecha las rebajas para ahorrar en ropa. Puedes planificar tu gasto en ropa para todo el año y ahorrar comprando en rebajas. Para no gastar de más sólo tienes que usar el truco de la lista. Haz una lista de tus necesidades y no te desvíes de ella.
  • Dí adiós a tu tarjeta de crédito. Cambia la tarjeta de crédito por una débito y evitarás endeudarte.
  • Elimina dos suscripciones. Repasa tus gastos fijos y prescinde de dos suscripciones por lo menos durante un mes. Si después las echas tanto de menos, contrastarlas de nuevo. Lo normal es que no lo hagas.

En  este artículo puedes encontrar más información sobre estas cinco acciones con consejos concretos para gastar menos en viajes o ahorrar con los seguros: Cómo planificar tus finanzas personales para todo el año.

Si necesitas ir más allá en tu ahorro y planificación, estos tres enlaces pueden ayudarte:

0

En Estando Contigo para hablar de los errores que cometemos en Navidades

Preahorro en Estando Contigo CMMedia

Hoy he tenido el placer de poder charlar con Julia Rubio y Alfonso Hevia en Estando Contigo, el magacine matinal de Castilla-La Mancha, sobre ahorro y finanzas en Navidades. Y es que estas fiestas son para disfrutarlas pero también para cuidar la salud de nuestra cartera. Es muy fácil gastar de más y hay 4 errores que la mayoría de españoles cometemos en Navidades y que convierten el mes de enero en una cuesta. Es más, en realidad son fallos que pagarán durante todo 2019.

El primero de estos errores es financiar las Navidades y pagarlas en 2019. Es un error que cometerán 1 de cada 10 españoles y que hará que las fiestas sean más caras por culpa de los intereses, pero también que gasten más. Ya puestos a pedir un préstamo, da igual que sea de 1.000 euros o 1.200 euros.

Tener el dinero a mano, es una de las principales causas del segundo error en Navidad: comprar de forma impulsiva. Un 60% de los españoles compra por impulso o, mejor dicho, impulsado por las tiendas y el ambiente consumista. En este enlace puedes ver muchas de las trampas de las tiendas en rebajas y cómo tu mente te la juega para que gastes más de lo que quieres.

Gastar de más en lotería y no aprovechar bien el dinero de los premios es el tercer fallo más repetido en Navidad. Seguro que tú también has comprado más lotería de Navidad de la que querías por compromiso o simplemente “por si toca no ser el único que no tiene”. De media, los españoles gastan 60 euros este tipo de juegos. Además, cuando ganan muchas veces desaprovechan ese premio para tener más libertad financiera.

 

La solución a estos tres problemas es contar con un presupuesto equilibrado en Navidad y usar el método del sobre para no gastar de más.

Por último, en Navidad también tendemos a olvidarnos de nuestros derechos como consumidores, especialmente en rebajas. Como norma general, recuerda que tus derechos en rebajas son los mismos que durante el resto del año.

Durante el programa también hemos tenido tiempo para hablar de tres acciones para empezar 2019 con buen pie. Son las siguientes:

0

Cómo ahorrar entre 2.000 y 5.000 euros al año en el Programa de Ana Rosa

ProgramaAnaRosaEl pasado 31 de octubre y con motivo del Día del del Ahorro participé en el Programa de Ana Rosa para ayudar a las familias a ahorrar más. Durante la intervención expliqué cinco de los mejores trucos para ahorrar mucho con el menor esfuerzo.

De todos estos trucos, hay uno que está especialmente enfocado a una de las causas de que la tasa de ahorro de los españoles esté en un históricamente bajo 4%. Se trata de revisar la potencia contrata en el hogar y planteas si merece la pena la discriminación horaria para ahorrar en electricidad. Y es que una simple acción en ese área puede ahorrar hasta 32 euros al mes o 384 euros al año. Por eso mismo es el truco para ahorrar energía en el hogar que mejor funciona.

En el siguiente enlace puedes ver el vídeo de la intervención a partir del minuto 2 aproximadamente. Si además quieres ver el programa entero de ese día, lo tienes disponible aquí.

Y si quieres ver mi anterior participación con Ana Rosa Quintana, aquí la tienes.

0

En Radio Voz Galicia en el Día del Ahorro

microfono radio vozPara celebrar el Día el Ahorro he tenido el placer de participar en el programa Voces de Galicia de Radio Voz con Eva Millán.

En el programa he hablado sobre 5 trucos de ahorro que cualquier persona puede poner en marcha y que le ayudarán a mejorar su economía. Estas son las formas concretas de ahorro que hemos comentado:

  • Revisar la potencia contratada y acertar con la discriminación horaria para ahorrar en la factura eléctrica. Estos son los dos trucos con los que más conseguirás ahorrar. Para un hogar de 4 personas, el gasto medio es de 115 €/mes y gracias a estas dos acciones ahorrarán 32 € al mes o 384 € al año. En este enlace puedes consultar más trucos para ahorrar energía en el hogar.
  • Poner en marcha el método del sobre para ahorrar en ocio. Es una fórmula para recortar entre un 10% y un 20% el casto en ocio. Las personas que han pasado por el curso Libertad Financiera ahorran una media de 600 € al año. Aquí puedes ver cómo funciona.
  • Usar el método de la lista en el supermercado. Esta forma de hacer la compra reduce en torno a un 25% el gasto de la compra cada mes. Mira este y otros trucos para ahorrar en el supermercado.
  • Poner en marcha el día de las facturas. Sentarte a ver cuáles son tus gastos te permitirá ahorrar hasta 2.000 € al año.
  • Cambiar el método de pago de tu tarjeta. Las tarjetas revolving son las más habituales. Si tienes una tarjeta bajo esta modalidad de pago estás ‘tirando a la basura’ cerca de 450 € al año. Descubre por qué y cómo funciona una tarjeta revolving,

Puedes encontrar el audio del programa y la entrevista en este enlace accediendo al programa del 31 de octubre.

0

En La 2, ¿De verdad queremos ahorrar?

Este es de enero tuve la fortuna de poder participar en el programa Millenium de La 2 para tratar un tema que me apasiona, las finanzas conductuales. Junto con el economista y profesor del Centro de Estudios Financieros, Juan José Pintado, la fundadora de Fintonic, Lupona Iturriaga, y el CEO de Neurologyca, Juan Graña, abordamos por qué nos cuesta tanto ahorrar y cómo nuestro propio cerebro juega en nuestra contra a la hora de tomar decisiones financeiras.

programa millenium La 2Bajo el título “¿Quiero ahorrar?” en el programa tratamos de dar respuestas a las siguientes preguntas ¿Es posible ahorrar en una sociedad que nos anima a consumir? ¿Cómo podemos dominar nuestra psicología para tomar mejores decisiones económicas?. Te animo a ver el programa y el debate que suscitó en este enlace.

Si te interesa el tema de las finanzas conductuales estos tres enlaces te ayudarán a profundizar en él:

0

Artículo en El País “La técnica japonesa para ahorrar 200 euros cada mes y no quitarse nada””

Colaboramos en El Pais en un artículo sobre el Método Kakebo de ahorro donde ayudamos a resumir en qué consiste este método de ahorro japonés, muy parecido a un libro de cuentas.

Articulo - El Pais KakeboAdemás, hablamos sobre otros métodos de ahorro alternativos que pueden complementar el Kakebo para poner tus finanzas en orden.

En este enlace puedes ver el artículo completo. Te animo a leerlo.

0